Peñaruelo o peña de San Pedro




El embalse del Porma. Al fondo las cimas del Llerenes y Las Pintas.
Más próximo, a la derecha, la silueta del Peñaruelo.

La cruz de la cima de la Peña de San Pedro o Peñaruelo.

El Tejo del Peñaruelo.


07/07/2013


Me apetecía cambiar el registro de mis salidas. Hacer una salida de mañana, con el fin de evitar los calores que nos acucian estos días.

Por eso salgo a las 7 de la mañana. Mientas cargo el kayak en el coche, me doy cuenta que ese frescor natural, es algo más que una temperatura agradable. Ocho graditos, que a lo largo de la mañana irán en aumento, hasta multiplicarse por algo más de cuatro.

Mi objetivo para hoy es la modesta cima del Peñaruelo o pico de San Pedro, una pequeña cima que se levanta en la orilla este del embalse del Porma. Desde su cima, unas magnificas vistas al embalse y las montañas de los alrededores, aparte del las montañas aledañas de Valdeteja, las del Macizo de Mampodre o las aún más lejanas de Riaño.

Aún hay más. Próximo a su cima, casi en el alto, un potente ejemplar de tejo (el Tejo del Peñaruelo) aguanta las embestidas del tiempo, con gran vitalidad. Por supuesto, su visita es obligada, haciendo de este modo un recorrido circular a la cima del Peñaruelo.

Para ello, antes de llegar a la presa, tomo la carretera que se encamina a Valdehuesa y Rucayo. Nada más pasar el primer pueblo, sale una pista a la derecha que nos lleva a un estupendo embarcadero, construido para la celebración de un campeonato de remo.

Desde aquí, navegando por aguas que asemejan un espejo, por sus reflejos y su estado de calma, voy recorriendo en embalse hasta acercarme a una pequeña cala, en la base del pico de San Pedro.

Una pista me ayuda a ganar altura, y alcanzar la arista para descender al valle que existe en la cara contraria y realizar la ascensión por el valle de San Pedro.

Alcanzo la cima con su imponente cruz y unas vistas increíbles hacia el embalse.

Recorro la arista, dirección este y me asomo a unos cantiles, desde donde ya veo el Tejo.

Y pierdo algo de altura para situarme en una pista que me conduce hasta Lodares, desde donde ya alcanzo mi kayak.


Aguas tranquilas a primera hora del día.

A mis espaldas, otra cima pequeña. Peñabueno.


El Susarón, la montaña reina de la zona.

El Peñaruelo y su arista.

Pico Grande, situada muy cercana a la compuerta.

Una panorámica que nos permite ver las montañas de este entorno, con la espectacular arista de peña Forcada.

Según nos vamos separando, el conjunto de montañas es mayor.
Pico Grande, Peñabueno, peña Forcada, pico Mahón y el Susarón.

Delante del Susarón, peña Utrero y peña Armada.

Punto final en kayak.

Nuevas vistas durante el ascenso.




Cambio de vertiente, para entrar en el valle de San Pedro. Frente a mí, el bosque de Pardomino.

Alcanzo la arista.


La cruz del Peñaruelo y las montañas de Riaño.
 
CIMA!!!!!!

Valle de San Pedro y bosque de Pardomino.

Las Pintas y el Llerenes.

El tejo del Peñaruelo, el valle de Reyero y los Mampodres.

El Tejo.

Durante el descenso.


De nuevo en el agua, que con los calores que ya pegan, es donde mejor se está.

El resto, una paleo placentero y tranquilo por las aguas calmadas del embalse.
Con baño final, por supuesto!!!!!!










3 comentarios:

  1. Vamos mejorando las entradas, ahora fotografías de autor con reflejos, blancos y negros...

    Muy buen pico para disfrutar del kayak y la montaña. has creado tendencia,no se puede hacer una ruta ahora sin baño final!!!

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que lo dices, con el baño ya no es un duatlón es un triatlón.
      Tengo que cambiar la etiqueta.

      Saludos José Luis.

      Eliminar
    2. no, no, no hay que hacer por lo menos 200 m, entrar hacer pis y salir no vale ehh!!

      Eliminar