Susaron: arista este




24/04/2013

Los mejores días del año: Tardes largas, el monte con un verdor nuevo y temperatura de lo más agradable.

Miércoles, mitad de semana, ideal para pasar la tarde descansando y aguantar hasta el fin de semana.

Pero hay tantas ganas de monte que........no me resigno y decido poner un correo a los Sres. Gonzalez a ver si se animan a una salida de tarde. De esas que te permiten ver la puesta de sol mientras desciendes de alguna montaña. Además coincide con luna llena, y si no se cubre de nubes, podremos caminar en la noche iluminados por su luz.

Se animan, como siempre. La arista este del Susarón. Una cima colgada sobre el embalse del Porma que tras las lluvias y nevadas de este largo invierno se encuentra a rebosar. Y una cima situada estratégicamente en el centro de un grupo de montañas que nos permitirá ir reconociendo según ascendamos.

El descenso por la arista noreste hacia los hayedos de la Cerbatina y hasta el coche pasando por Puebla de Lillo.

Me enlazo con el blog de Javier que expone mejor los temas de logística, metros subidos, bajados (porque no podemos quedarnos a vivir en la cima) y tiempos empleados


Nada más encaramarnos a la arista aparece el macizo de Mampodre y Redipollos.

La Polinosa aún acumula mucha nieve.

Hemos salido bastante tarde y el sol casi en poniente nos molestará con las fotos.

Primera ventana hacia el embalse.


Peña Armada y peña Utrero.
En las cuevas de la primera se elaboraban los quesos de Armada.

Intentamos seguir la arista siempre que podemos.


Aflora el valle de Lillo, montañas como la peña San Justo y el puerto de las Señales.




Y otro grupo de montañas en la lejanía; desde Peñacorada a la derecha, hasta las Pintas.

Pepita el vacío te realza la silueta!!!!

Con algo más de zoom las Pintas, Llerenes y peña Cabeza.


Continuamos.

El sol se va cubriendo y nos permite ver lo que nos resta de arista.


Entre Javier y Pepa, peña Armada y tras esta el Peñaruelo.


Aún queda arista

Las nubes favorecen los contrastes de luz.

La suavidad de la ladera norte contrasta con los cantiles de la sur.

El embalse a tope.
Hay que pensar una nueva actividad por estas aguas.



Pero ahora lo que nos queda es seguir ascendiendo.






Con las últimas trepadas alcanzamos el hombro que nos deposita en la cima.




CIMA!!!!
Los Tres Mosqueteros y Canutan.

Poca luz queda. Tenemos que comenzar el descenso.


La arista noroeste.


La luz se va apagando sobre el valle de Lillo.

Atardece.

Macizo de Mampodre.
Hemos dejado la arista y nos internamos por un camino que recorre una mancha de hayas. Desde este punto vemos como el Susarón se oculta entre las nubes.
Las cañas nos esperan en el bar Madrid.

6 comentarios:

  1. Como siempre, tu crónica engrandece el viaje.
    Como siempre enlazo tu reportaje a la espera de nuevas aventuras que nos faltan por compartir. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos que preparar el triatlon ese del que hablamos.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Que raro que no acabe una ruta tuya con frontal!!!jajaja.
    Ya lo comente en el Blog de Javier, una ascensión espectacular con unas vistas preciosas. Cuanto juego puede dar este pantano!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de llevar la frontal es por eso de ser personas con luces, no por otra cosa.
      Tenemos pensada una actividad por el embalse. Ya te comento.

      Saludos

      Eliminar
  3. Guapa esa ruta. Esta la conozco, ya que la hice hace un par de veranos, pero ahora me doy cuenta de que al ir solo, en las fotos no se aprecia tanto la espectacularidad de la arista, que gana al poner a alguien para que se vea el tamaño o la verticalidad de los parajes. Sin duda una arista muy entretenida.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo. Hace un año realicé este mismo recorrido solo y las fotos no tienen ni prespectiva ni la alegria de las personas.

    Saludos.

    ResponderEliminar

INDICE DE RUTAS

Archivo del blog