Aguasalio, pico Roscas, peña Rionda y tejo de Borbonejo


La Rionda desde la cima del pico Roscas.
Aguasalio
Tejo de Borbonejo

20/04/2015
En un recorrido como el de hoy se hace imprescindible la cámara.

Y no para plasmar los paisajes (que también lo es), sino para recordar al final de la jornada donde diste los primeros pasos al inicio del día.

Parto de Argovejo, el pueblo situado al final de la carretera que sale de Crémenes hacia las montañas al este del Esla. Argovejo un pueblo de montaña montaña, donde las laderas parecen querer aplastar las casas y a sus vecinos.

Abandono el pueblo por el valle de la Trapa, para dejarlo al poco e ir en busca del hayedo de las Barreticas. Duras rampas de inicio de jornada para calentar músculos.

Lo recorro y entro en el valle de Tejedo, que a estas horas aún duerme, arropado por la sombra que proyectan las cimas del pico Cerroso y la Rionda.

La cima del Aguasalio se alcanza con facilidad por un terreno despejado.

Desde su cima, el amplio valle del Esla a su paso por Crémenes. A nuestra espalda, el valle de Tejedo que comienza a tomar color y la arista que me llevará hasta La Rionda.

Y cientos de montañas y valles.

Un caminar sencillo y poco exigente me deja en la cima del pico Roscas. Una montaña cuyo nombre pasa desapercibido, pero cuyas vistas a La Rionda y los Moros quita el hipo.

Desciendo por una canal hacia la ladera donde se sitúa el tejo de Borbonejo. Árbol milenario y solitario, de gran porte, que vive en estos pastos (bien es cierto que existe otro tejo, de menor tamaño, a pocos metros de este).

De nuevo es preciso ascender, hacia el collado entre La Rionda y Los Moros. Desde este punto sigo la arista sur hasta alcanzar su cima.

Un nuevo valle entra en mi vista, el de Ocejo de la Peña y la silueta del Campriondo.

Cima y desando mis pasos hasta las inmediaciones de Borbonejo.

Ahora toca recorrer el largo valle del arroyo Cañal, que nace junto a la cima del pico del Águila y rompe su larga arista por las Pilas del Villar.

Aleje final del trayecto a pie. Transito a la bici para recorrer los catorce kilómetros que me separan de Argovejo.

Afortunadamente Argovejo tiene un pequeño bar donde es posible refrescar la garganta y hacer un recordatorio de visto en el día.

-Y estas fotos????? de cuando son????

 Argovejo.
 Pequeños huertos.
 Primavera.

 Las Barreticas.

 Entrando en el valle de Tejedo se ve la arista que más tarde recorreré.

 Cerrando el valle de Tejedo, la peña Cebedo y el pico Cerroso.
 Gano altura y el valle toma profundidad.
 CIMA!!!!! del Aguasalio.
 El valle del Esla.

Crémenes.

  La pirámide del Aguasalio.
 Y la arista hacia el Roscas.
 El pico Roscas empastado con Los Moros.
  CIMA!!! del Roscas.
 Konicoleando.
 Peña Acebedo y pico Cerroso.
 Espigüete.
  La Rionda y Los Moros.
 Abandono la arista. La cara sur del Roscas.
 Konicoleando junto al tejo de Borbonejo.
 Tejo de Borbonejo.
 En el collado entre La Rionda y Los Moros.

 Los Moros. Al fondo aparece Peñacorada.
 
 Últimos metros.
 CIMA!!!! de La Rionda.
 La arista de Peña Rionda.
 El valle del Pico Moro.
 Valle de Tejedo.


 Roquero rojo.




 La larga arista del Pico del Águila que recorrí desde las Pilas del Villar en compañía de mis amigos Pepa y Javier hace unos años.
  La Rockhopper
 Un trayecto la mar de entretenido entre Aleje y Argovejo.
 POR FIN!!!!!!!

3 comentarios:

  1. Una ruta muy guapa, pero a mí por desgracia me trae malos recuerdos. Les fotos de quitar el hipo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo del accidente de tu amigo en la Rionda.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Completísima!!! menuda pateada!!! Preciosas fotografías. Saludos

    ResponderEliminar