Correlimos pectoral en la laguna Sentiz



3/10/2016
Nos llama Martín desde Angers para decirnos que José Alberto acaba de descubrir un pectoral en Sentiz.

Mientras hablo con él, recuerdo que no hace mucho (un año o así) había estado fotografiando uno en las lagunas de Zotes. Pero nada más finalizar la conversación tengo que irme a la guía, para poder recordar (mejor dicho aprender) como es el correlimos pectoral.

Poco después de la salida del sol, nos encontramos Cruz y yo por los alrededores de Sentiz.

La tarea es sencilla. Catalejo en mano, se trata de escanear las orillas de la laguna hasta dar con algún correlimos y ver que sea el pectoral.

En el centro algunos azulones, zampullines y un cuchara. Por las orillas solo lavanderas. 

Avanzamos y detectamos dos puntos en la orilla opuesta. Con la ayuda del tele vemos que es el correlimos pectoral acompañado por un común.

Localizado, lo siguiente es intentar hacer alguna foto en la que se le puedan distinguir sus patas amarillentas y el barrado del pecho que finaliza de forma repentina, mostrando a continuación un blanco limpido.

Su mayor tamaño queda definido al encontrarse junto al correlimos común.

Hecho!!!! visto y fotografiado!!!!

Más nos damos cuenta que a la mañana le falta algo (y en este caso no es el café). Le falta la chispa, la ilusión, las ganas de Bimbar (por llamarlo de alguna manera) que nosotros tenemos, pero que Martín le añade un punto más. Esa ilusión que hace que el sol brille más, que los reflejos del agua se acentúen en las fotos y que después de la foto aparezca una bonita sonrisa en su cara.






 Laguna Sentiz



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada