Flamencos





18/09/2016
Los flamencos se alimentan en los extremos de las salinas y los turistas aprovechan para hacerse fotos con ellos de fondo.

Qué sencillo resulta ver a los flamencos!!!

Bajo del paseo y intento unos primeros planos de sus caras mientras hurgan en el barro para obtener su alimento.

Con un pico de pronunciada curvatura hacia abajo, la lengua les permite tomar el alimento y el agua, para luego filtrarlos a través de unas laminas internas, que retienen las sustancias alimenticias.

En aguas profundas se ayudan de sus patas para revolotear los fondos y pasar posteriormente los filtros de sus picos. En estas aguas tan someras no precisan el movimiento y resuelven moviendo repetidamente de derecha a izquierda su pico.

Hoy ha sido fácil ver los flamencos, pero aun recuerdo aquel primer viaje a Doñana por el año ochenta y pico cuando el guarda y conductor del todoterreno que recorría el parque nos mostraba los flamencos.

-Donde????

Después de muchos esfuerzo y desanimados, apuntábamos nuestros prismáticos hacia una línea de una tonalidad rosácea en un horizonte muy, muy lejano.

-Ya, ya los veo. 



















 Para rematar la tarde nos acercamos hasta uno de los observatorios que miran a una balsa de las salinas.
 Parece increible que en este lugar menos frecuentado los flamentos se encuentren mucho más alejados y comiencen a huir nada más presentir que nos encontramos en el observatorio.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada