Batería de Castillitos - Cabo Tiñoso




15/09/2016
Haber pasado la mili en el RAMIX 30 (Regimiento de Artillería Mixta nº 30) podía ser el motivo para acercarnos a conocer la Batería de Castillitos.

Nada más alejado de la realidad!!!!! El termino RAMIX surge como un exabrupto del pozo de los recuerdos olvidados, mientras paseamos entre los cañones de Cabo Tiñoso.

Se trataba de conocer alguna de las calas existentes en la bahía situada al suroeste de
Cartagena.

En principio pensamos descender a la cala del Bolete Grande, pero lo desestimamos al leer en internet como algunas personas se quejaban por la mala calidad de sus aguas, al ser paso de grandes cargueros que aprovechan la salida de puerto para limpian los depósitos.

Llegar a Cabo Tiñoso no requiere ni pizca de esfuerzo y ofrece excelentes vistas sobre la bahía de Cartagena.


Jumping
Sierra de la Muela, cabo Tiñoso y Roldán. Al oeste de Cartagena, se extiende hasta la bahía de Mazarrón (la que ahora se ve en el fondo de la imagen).
Cala Salitrona, El Bolete Grande, ..... hasta el puerto de Cartagena.
Desde una nueva perspectiva.


Entrando en la Bateria de Castillitos.
Es una fortificación de soporte de artillería costera.
Construida entre 1933 y 1936, su labor era proteger la entrada de buques a la bahía de Cartagena, mediante fuego cruzado, junto a su gemela, la Batería de Cenizas (cabo Negrete).

Durante la Guerra Civil Española se utilizo contra la flota del bando sublevado.


Su fachada fue construida imitando un castillo medieval, siguiendo un estilo historicista (El estilo historicismo, también denominado romanticismo, se desarrolló principalmente en el siglo XIX y principios del XX, concentrando todos sus esfuerzos en recuperar la arquitectura de tiempos pasados).
Permaneció en servicio hasta 1994. Desde entonces la batería se vio abandonada y víctima de un progresivo deterioro, con sus cañones inutilizados, hasta que en 2009 el Ministerio de Medio Ambiente decidió hacer una inversión con la que se restauró la fortificación y se hizo visitable.
Buenas vistas. Situado a 250 metros sobre el nivel del mar.








Dos cañones de costa construidos por la empresa británica Vickers-Armstrongs. Estas piezas tenían la potencia suficiente como para disparar un proyectil de casi una tonelada a 35 kilómetros.


Al entrar en el recinto de Castillitos, me viene a la mente las edificaciones de Gaudí.




Artillero.










La mañana resulta calurosa y se precisa un baño. 
Decidimos acercarnos a las calas de Bolnuevo, donde tenemos vistas del Cabo Tiñoso.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada