Aguja colinegra



Hay tocanarices por todos los sitios.

Estaba haciendo unas fotos a unas agujas colinegras que se alimentaban en una pequeña playa de Poteceso. Tanto las agujas como yo nos lo tomábamos con tranquilidad, ellas moviéndose lentamente hacia mi y yo esperándolas.

De repente se mete una reidora en la imagen. Pero no contenta con la intromisión, decide ponerse en el medio de las agujas, molestando a estas y estropeando la foto.

Para cuando la reidora decide marcharse, el agua les llega al pecho a las agujas, y a mi me ha empapado los zapatos.

Las fotos en Google+ (pinchando el enlace)


 











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada