Arroyo de Oza





17/09/2011 (Recuperada del baúl de los recuerdos.)

Estaba por ver si seríamos capaces a remontar el arroyo de Oza. 

A finales de verano poca agua llevará el arroyo y el desnivel no da pie a pensar que nos pudiéramos encontrar con un gran salto.

Con esos planteamientos nos acercamos hasta Casasuertes. Final de carretera y a buen resguardo de las inclemencias, al encontrarse rodeado de montes.

Hasta situarnos en la Majada del Montó, una estupenda pista nos lleva entre montes y espléndidos hayedos.

En el refugio buscamos el cauce. A partir de ahora, se trata de seguir este, remontarlo y pasar por el corte que el río en tiempos lejanos (y con más caudad) ha creado en la muralla pétrea que cierra el valle.

Con bastantes saltos y alguna pequeña trepada, vamos ascendiendo entre cárcavas y pozas. Muchas risas, alguna exclamación de cuidado y la pequeña incertidumbre de si encontraremos salida entre el bosque.

Si!!!! hay salida, encontramos el sendero del vuelta y disfrutamos de un largo paseo mientras el día pierde fuerza y los bramidos de los ciervos comienzan a escucharse por los valles vecinos.

Las fotos en Google+ (pincha el enlace)


 El Corcadas
  Saliendo de Casasuertes por el valle de Oza.

  

 El refugio del Montó
  Buscando el arroyo


 Ahora siempre cerca del agua.

 Inmenso el bloque que tapona el arroyo
 Buscando camino


 De nuevo en el hayedo.

 Salimos a terreno despejado y nos encontramos con la cima del Gabanceda.

  El sendero que por medio del hayedo desciende a las majadas del Montó.

 Por el medio hemos pasado.





 La vuelta por el valle. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada