Faedo de Orzonaga en otoño



27/10/2015

La lluvia ha precipitado la caída de las hojas.

Aprovechando la pequeña ventana de buen tiempo que se pronostica para esta mañana, parto hacia Orzonaga. El monte rezuma humedad, refulgen los colores con el agua, pero la mayor parte de las hojas se encuentran en el suelo.

El Faedo de Orzonaga es un hayedo pequeño, tanto por su extensión como por el tamaño de sus árboles. Su cercanía a León me facilita que pueda recorrerlo durante el breve intervalo de buen tiempo.

Atravieso el pueblo intentando que mis pisadas no despierten a ningún vecino. Los que tenían que hacer alguna tarea partieron a primeras horas de la mañana, los que no tienen nada perentorio, bien pueden aprovechar y darse una cabezada mañanera.

El camino plagado de charcos, es una antesala de lo que vamos a encontrarnos.

Me introduzco en la cúpula. Los árboles apenas tienen hojas, aún así, el faedo conserva su aire de cuento, plagado de colores que rompen con la uniformidad que tenía el bosque hace menos de un mes. 

Las hojas caídas brillan gracias a la humedad. Aún son elásticas, no crujen a mi paso, y me permite escuchar sonidos en la lejanía. Otros caminantes? No!!!! al prestar más atención me doy cuenta que son los sonidos lastimeros del rebaño de ovejas que se mueven en la ladera opuesta.

Hoy todo el hayedo es para mi.

Las fotos en Google+ (pincha el enlace)


 UN CAFÉ!!!!!! No, tal vez a la vuelta.











 La Peña del Águila
 La entrada al hayedo podía estar algo confusa. Hoy con este cartel no hay duda.
 El Faedo de Orzonaga.



















 Cercanos a la arista y salida del bosque hay un mirador del valle, pueblo y el Correcillas.




 Konicoleando 
















  De nuevo la Peña del Águila.
















Reportajes relacionados:

El Faedo de Orzonaga (Otoño)





Iyarga (El BOOM del otoño





6 comentarios:

  1. Vaya profesional de buscar ventanas de buen tiempo!!!
    Bonito faedo...Que cambio tan rápido este año no?.
    Lo digo desde la silla y viendo otros reportajes, este otoño le han faltado días de sol!
    Saludos Pepe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son las ganas de salir lo que me hace encontrarme con esas ventanas.

      Es verdad, este año se precipitó el otoño muy rápido.

      Menos silla y más movimiento.

      Saludos José Luis.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias.
      Como digo en el reportaje, es un faedo pequeño. Nada que comparar con los que tenéis por Asturias. Pero nos encanta recorrerlo, tanto en otoño como en primavera.

      Saludos to p´arriba.

      Eliminar
  3. Preciosas imágenes otoñales, por aquí no lo tenemos tan adelantado. Me ha gustado mucho el reportaje Jose, un abrazo desde el oriente de Cantabria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que pensábamos acercarnos este fin de semana a Cantabria para hacer una ruta por Saja, pero la gripe pilló a uno de los de casa (y lo que vendrá)

      Saludos Germán.

      Eliminar