De castillos: Grajal de Campos




23/08/2015

Domingo de verano con nubes y fuerte viento. Qué podemos hacer?

Nos juntamos con nuestros amigos Javi, Mariola, Paula y Eva.

De más allá de los mares ha venido Franki a pasar unos días, que aunque conoce castillos, nunca ha visto uno en una explanada color ocre, donde la vista se pierde en el infinito sin tropezar con un árbol.

Grajal de Campos llama nuestra atención por su monumentalidad, pero principalmente por su castillo. El primer castillo artillero que se levanto en España.

Nos damos cuenta de esto al contemplar la contundencia de sus muros, que han perdurado en muy buen estado hasta nuestros días.

Pero mientras caminamos por su interior, algo llama poderosamente nuestra atención: El interior del castillo se encuentra colmatado. (Un término aplicable a lagos, lagunas, pero difícil de acomodar a un inmueble)

Todo el espacio del patio ha sido rellenado con tierra hasta la altura de las almenas.

Todo un trabajo de hormigas el haber llenado el castillo de tierra por la pequeña puerta que da acceso a una de las torres (la única que mantiene la escalera de piedra), o en otro caso superando los muros.

Poco o más bien nada encontramos sobre ello. Una pequeño comentario donde indica que el castillo fue rellenado para inutilizarlo, al ser menos costoso esa solución que desmontarlo.

Castillo, Palacio e Iglesia con torre de cinco esquinas al no poder tener cuatro. Toda una mañana de monumentos.




















Colmatado?





Plaza Mayor
Palacio
La torre de la iglesia.

Cinco esquinas al no poder tener cuatro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada