Piedra del Agua, Peñaverada (Loto), Hato y peñas Sandinas.





06/05/2015
Han salido las hojas.

A finales de la semana anterior vimos las primeras hojas en los robles (los árboles de ribera las sacaron unos días antes). Hoy he visto como las zonas bajas de los hayedos se han cubierto de hojas. Los árboles despiertan. Serán unos meses de frenética actividad donde intentaran obtener el máximo de recursos de su alrededor para poder desarrollarse.

Los montes se tupen, y se vuelven lugares seguros para infinidad de aves donde poder ocultar sus nidos.

En los últimos años nos acercamos mucho por Carande. Su espléndido hayedo es el motivo. Hoy un paso fugaz.

Parto de Carande por la pista que va a los invernales del desaparecido Salio. En el primer collado lo abandono por la senda que se introduce en el hayedo y me lleva al collado de Henar. En ese punto el camino desaparece y me guío por las marcas naranjas que llevan una imperceptible taza hasta Tejerina. En las praderas de Peñas Blancas lo dejo, para lanzarme ladera arriba hacia la primera cima del día, Piedra del Agua.

La cima no tiene vistas hacia el embalse. Será necesario acercarnos al promontorio que mira al embalse. Riaño, el embalse y sus montañas.

A partir de ese punto las aristas se van sucediendo. Primeramente el largo cuchillar de Peñaverada, o pico Loto como aparece en el buzón de cumbres.

Pico Hato es un excelente mirador sobre los Jaidos y sobre Peñaverada.

Las peñas Sandinas otra arista que separa los extensos pastizales del valle de Tejerina, de los densos bosques del valle de Remolina.

A la entrada de este valle, los grandes ejemplares de roble, aún sin hojas, asemejan esqueletos de peliculas de terror.

En Remolina transito a la bici, para un recorrido por las orillas del embalse (que luce sus mejores gales de embalse releto) hasta Carande.


 Carande.
 Los grandes valles.
 Las Pintas y el Gilbo.
 El hayedo de Carande con hojas recientes.



 Paraje de Piedras Blancas. A partir de este punto sin camino.
 Las paredes que protegen y generan la Valleja Oscura.
 Con el Espi al fondo.

 Piedra del Agua es un mirador sobre el embalse de Riaño
 Y sobre sus montañas.
 Nuevo Riaño.
Valle de Peña Lampa.
 Mayor detalle.
 La discreta cima de Piedra del Agua y en un plano inferior el pico de la Teja.
Quién conoce el pico de la Teja?
 Orquídeas.
 Camino hacia la arista de Peñaverada.

 Mirada atrás.
 Peñaverada y las peñas Sandinas. Al fondo Peñacorada.


 CIMA!!!
 Konicoleando.
 Uno de los valles de Tejerina.
 Camino del pico Hato.

 Peñaverada.
 Con el Espigüete.
 CIMA!!! del pico Hato.
 El Macizo de los Jaidos y las montañas de Ocejo.
 Los Jaidos y en las profundidades Remolina.

 Destaca el murallón de Peña Blaca.
 Bucólico y pastoril.
Hasta que me topo con los seis mastines (como leones) que cuidan el ganado.
 La arista de peñas Sandinas.
 Sandinas y Peñaverada.
 Valle de Remolina.
 Collada Tejerina.


 Nuevas hojas.

 Remolina.
Otro pueblo final de carretera y montaña.
Un pueblo encerrado entre montañas donde Kurtz, el personaje principal del corazón de las tinieblas, podría volverse loco más de una vez.
 Remolina.
 La Rockhopper
 Embalse de Riaño.
POR FIN!!!!!!

2 comentarios:

  1. Bonita ruta Jose. Toda esa zona es una de las asignaturas que tenemos pendientes y que esperamos poder ir haciendo en nuestras próximas salidas.
    Acabamos de llegar de una ruta en la que hemos recogido una tarjeta de cumbre con tu nombre y tu firma!! Menuda sorpresa que llevamos!!
    En breve podrás verla publicada en el blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar