Robledales



Arriba ya hay nieve. 

Nosotros aguantamos en los valles bajos, apurando los últimos paseos. Buscamos un camino estrecho que nos lleve por el frondoso bosque de jóvenes robles.

Un cielo amenazante dramatiza el paisaje y da el pistoletazo hacia los días oscuros y fríos.

El bosque emana austeridad. Dentro de poco será un bosque esquelético.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada