Pinares de Lillo (Otoño)



Continuando con la limpieza de los discos duros, me aparecen fotos de salidas que ya no están en mi memoria. Una vez que las veo, como un flash, las imágenes me traen los recuerdos de aquellos días.

Como el que nos acercamos hasta los Pinares de Lillo. En una mañana que barruntaba lluvia, pero que al final se contuvo y nos permitió hacer el pequeño recorrido permitido.

Una ruta que necesita permiso. Por pista, pero no por ello desagradable y con unos rincones que en estas fechas de otoño están esplendidos.

De unos seis kilómetros, circular y todo por bosque.

Para que no se me vuelva a olvidar.

La misma ruta en invierno





El Martín disfrutando.



Pablo es la de los Pitufos.






La hora del bocata.


Esas son buenas.






Llegamos a la zona de los grandes árboles.

Un sendero de película.








10 comentarios:

  1. El pinar, espléndido; Los niños,riquísimos, ahora ya mozos, nos indican cómo pasa tan rápidamente el tiempo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices, ya no son niños.
      Los niños somos ahora nosotros.

      Saludos Paloma.

      Eliminar
  2. ¡Me encanta el Pinar de Lillo! tengo que volver.
    Tus fotos hacen honor al lugar como corresponde. Enhorabuena.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podemos organizar una quedada familiar de esas que nos gustan tanto.

      Saludos José Alberto.

      Eliminar
  3. La hicimos hace unos años en invierno con raquetas. Es una preciosidad. Es una ruta para la que hace falta autorización. Además se muestran bastante celosos en caso de intentarla sin ella.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros también hemos entrado con nieve. En ese caso es como un cuento de hadas del norte. Lo del permiso lo tienen estipulado y tenemos que aceptarlo.

      Saludos Javi.

      Eliminar
  4. Parece un pinar encantado, que preciosidad, envidia me da ese dia familiar en tan magico sitio.
    Esplendido lugar digno de conocerse.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ruta familiar es ideal. Sobre todo con niños pequeños, ya que es poco recorrido y sin apenas pendiente. Y si lo compaginas con una comida en Puebla de Lillo, perfecto.

      Saludos Sanclagones.

      Eliminar
  5. Espectacular. Unas fotos preciosas de un lugar especial. No lo conozco pero, en algún momento, haré esa ruta. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dije el día amenazaba lluvia. Pero al final ese cielo gris y todo el monte húmedo dejo al monte radiante.

      Saludos José

      Eliminar