Alto de Salguerón (en plan duatlón)


Machacao y  Machamedio desde el Alto del Salguerón

Desde el mismo punto, Cueto Cabañas y Bodón.

El Alto del Salguerón es la escusa perfecta para recorrer el Valle de Valporquero. Un valle rectilíneo de altura (no tanto como sus vecinos el del Marqués o de Sancenas), por el que trascurre el camino de Fontún a Valporquero.

En estas fechas un paraje agostado, pero el azul intenso del cielo, la blancura de la caliza y la magnificencia del paisaje, contrarrestan cualquier inconveniente.

Una actividad combinada bicicleta caminata. Para ello, parto de la La Estación de Matallana (donde me trasladó el tren de Feve desde León) pedaleando con ritmo relajado. Orillándome fuera de la carretera para hacer esas fotos que siempre que pasas en coche piensas hacer, pero que no puedes por no encontrar sitio para aparcar, o por no perder tiempo.

Un paseo relajado hasta Felmín donde surge el desvío que asciende a Valporquero. En ese punto, guardo la cámara, tomo aire y me agarro con fuerza al manillar. Una subida potente, donde las primeras curvas en forma de herradura, permiten ver como la carretera gana altura con rapidez.

De Valporquero, salgo caminando por la parte alta del pueblo y  una pista me introduce en el valle.

El sendero nos lleva a la base del Alto del Salguerón, y continua hacia el collado Formigoso. Pero yo decido acometer la subida directamente a cima. 

Desde la cima, impresionantes vistas de las cimas colindantes del Machacao y Machamedio, de los valles de Gete, del valle por el que he ascendido, del valle de Villamanín y de lejanas montañas.

Desando el camino y recupero la bici en Valporquero. Ahora queda disfrutar de la bajada. 



Un mapa de la ruta




Han puesto las calles, pero hoy es un día festivo y la gran mayoría no tienen que madrugar.


La soledad de las calles, se traslada a los vagones del tren.
No es tan temprano como parece, pero la gente no quiere aparecer en mis fotos.

Entrada a Vegacervera. Un mundo de roca.


Las Hoces de Vegacervera.










En Felmín tomo el desvío a Valporquero. 


Valporquero.


Un pueblo asentado sobre un pináculo.


Entrada al valle.


La "Collada del Arbolito" El collado Formigoso.




A nuestras espaldas, aún quitándose las nieblas matinales el Correcillas.


En plena ascensión al Alto del Salgerón, me vuelvo a contemplar el valle por el que he ascendido.


Algo más al norte las cimas del Cabañas y Bodón.


Konico.


Con diferencia, lo mejor de la ascensión, las vistas desde la cima. De izquierda a derecha: el Valle de Valporquero, la Sierra de la Arena, el Valle de Gete, y las cimas del Machacao y Machamedio.


Valle de Villamanín y tal vez, restos de trincheras.


La vuelta.
Mi bici

Otro rincón con buenas vistas. Las primeras curvas de ascenso a Valporquero, el Valle de la Abadía y el Pico Ungrío.




3 comentarios:

  1. No me extraña que ascendiendo al Alto de Salguerón te dieras la vuelta...menuda panorámica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, a pesar de estar todo agostado, desde la cima se tenían unas vistas increíbles.

      Saludos.

      Eliminar
  2. estoy viendo la entrada después de la del Fontún con nieve...que cambio!!!. A ver si nos aguanta un poco la nieve que tengo ganas de raquetas y cramprones todavía

    ResponderEliminar