Cascada de Taballón 21/07/2012






Hemos vuelto de vacaciones... y al igual que en años anteriores sentimos una opresión, una necesidad de volver a partir, de estar en movimiento. Así que no lo pensamos mucho, cogemos cuatro cosas, llamamos a ver si hay una habitación libre y partimos.

Hacia Tarna.

 Como son días de calor, buscamos la frescura de los bosque. Vamos a la cascada de Taballón.

Salimos del pueblo de Tarna y al momento nos metemos en un túnel de vegetación.

Aunque de vez en cuando hay salidas hacia las pradreras.







El camino es una cinta de cemento, pero no desluce para nada el recorrido.


Al poco una señal nos indica dos posibles recorridos. De momento nosotros vamos a la cascada.

Las fotos pueden ser algo repetitivas, pero es lo que pretendíamos; caminar y caminar entre bosque.



De vez en cuando nos sorprende un ejemplar de haya de gran tamaño.





El agua aún corre por esta zona.







Como hemos salido algo tarde de casa y llegar hasta el puerto lleva su tiempo, tenemos hambre. Y que mejor sitio podemos encontrar?





El Cueto Negro, una cima muy abrupta y con árboles hasta casi lo alto de la cima.
Esta montaña vamos a poder verla mañana por la ladera contraria cuando ascendamos a vega Pociello.

Martín y Pepe.

Pues si que es necesario un puente, menudo corte le ha hecho el agua al terreno.

Y sacando la cabeza entre las ramas podemos ver la Cascada de Taballón.

Pero de momento muy pequeña, aunque tiro de zoom poco se ve.



Pero si nos damos una idea del circo en el que se encuentra. Yo destacaría la abundancia de vegetación.

Ahora después de haber realizado la excursión del día siguiente puedo identificar que bajo las peñas que se ven en esta foto se encuentra la majada de la Ablanosa y el valle y camino que asciende a Pociello.





A nuestras espaldas el Tiatordos que ahora se encuentra cubierto por las nubes.



La cascada está bien, su altura es considerable y tener agua en esta época es alucinante. Pero de todo el recorrido yo me quedo con el camino en si. La ruta hasta la cascada son dos horas escasas, pero todo ese tiempo hemos ido por un bosque cerrado. Pocas salidas podemos encontrar como esta. Como estará en otoño!!!!


Hoy no vamos a poder ver al Tiatordos.



La vuelta por el mismo camino.







Hasta el cruce donde estaba el cartel que señalizaba el cruce al Llanu del Toru.

Pues parece que el cartel es una equivocación. De llano nada!!!!! Menuda subidita!!!! Y el toro???? dónde estará el toro????

Nosotros solo vimos unos inmensos ejemplares de robles.


Que algunos intentan escalar y...

otros aprovechan para hacerse una siestecilla.

Y entre hacernos unas risas y contarnos unas historietas llegamos a Tarna.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada